Se ha tomado esta decisión ante el desarrollo de la operación contra el tráfico ilegal de aves por parte de la Guardia Civil, en la que se han intervenido 23 aves rapaces.

 

La Real Federación Española de Caza ha mostrado también su satisfacción por esta operación, y su presidente, Ángel López Maraver, ha manifestado que la entidad “se mantendrá muy atenta al desarrollo de las diligencias para sumarse a la acusación particular en este grave delito contra la naturaleza”.

 

La Federación Balear de Caza ha decidido suspender sine die la celebración del Campeonato de Baleares de Cetrería, cuya celebración estaba prevista para este próximo fin de semana. Se ha tomado esta decisión por el desarrollo de la Operación Pihuelas por parte de la Guardia Civil, en la que se han intervenido 23 aves rapaces, entre las que se encuentran dos águilas perdiceras (especie extinguida en las Islas desde los años 70) y 8 personas están siendo investigadas.

La Federación quiere mostrar públicamente su satisfacción por la operación contra el comercio ilegal y el expolio de aves rapaces llevada a cabo por la Guardia Civil en las Islas Baleares. De hecho, la Real Federación Española de Caza se ha sumado a este reconocimiento al trabajo de la Guardia Civil, y su presidente, Ángel López Maraver, ha manifestado que la entidad “se mantendrá muy atenta al desarrollo de las diligencias para sumarse a la acusación particular en este grave delito contra la naturaleza”.

El presidente de la Federación, Pedro Bestard, considera que “la Guardia Civil hace un trabajo muy importante para la protección del medio ambiente y de nuestra fauna, y es importante reconocérselo. Esta es una operación de calado, y por ello estamos especialmente satisfechos”.

Asimismo, añade,

“si alguna de las 8 personas que están siendo investigadas está relacionada con el mundo de la caza también la Federación estudiará qué medidas tomar. Porque es precisamente cuando suceden estas cosas cuando se confunde a la opinión pública, que acaba generalizando y pensando que todos somos iguales. Y no, no es verdad. La gran mayoría de los cazadores respetamos y amamos el medio ambiente y los animales, y no podemos dejar que una minoría o casos aislados nos acaben estigmatizando a todos”.

 

Comparte...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPrint this page