Si bien es cierto que cuando se produce un accidente de caza quien dispara se le considera responsable, no es menos cierto que pueden darse circunstancias para que dicha responsabilidad pudiera ser compartida. Nuestro Ordenamiento  exige a todo cazador ir provisto de un seguro obligatorio que debería complementarse con un seguro voluntario ya que el causante deberá responder de los daños causados.

A continuación detallamos la responsabilidad dependiendo de su intervención:

  • El cazador autor del disparo y su aseguradora
  • La cuadrilla en determinados casos y sus aseguradoras
  • El organizador y su aseguradora
  • La sociedad de cazadores titular del aprovechamiento cinegético y su aseguradora
  • Los padres o tutor (cazador acompañante del menor) en caso de menores
  • En determinados supuestos todos intervinientes que pudieran ser considerados responsables y sus aseguradoras

Caza seguro, caza con Mutuasport.