Para salir de caza, lo ideal es contratar un seguro del cazador que cubra las tres coberturas básicas:

Responsabilidad civil: cubre conforme a los límites fijados en el Reglamento del Seguro de Responsabilidad Civil del Cazador, la obligación de todo cazador con armas de indemnizar los daños corporales causados a personas durante el ejercicio de la caza.
Defensa Jurídica.
Daños propios o Accidentes que podamos sufrir en la acción de cazar.

Los seguros de Mutuasport adicionalmente amplían sus coberturas, como por ejemplo a daños al arma, cubren la responsabilidad civil de los perros de caza, gastos de rescate de los perros de caza, etc… 

¡Caza seguro, caza con Mutuasport!