• La dirección Insular de Caza se ha anticipado al plan de acción de la Unión Europea con su última orden de vedas, que reduce el cupo de capturas por cazador y día.

  • El presidente de la Federación, Pedro Bestard, señala que ahora “lo importante es que el conseller Vicenç Vidal tome nota y actué cuanto antes en la mejora de los hábitats de esta especie”.

El pasado 12 de mayo el Consell Executiu del Consell de Mallorca se anticipó al plan de acción para la conservación de la tórtola en Europa 2018-2028. Este plan contempla, entre otros objetivos, la medida de reforzar la gestión sostenible de la caza de esta especie, algo que el Consell ya ha hecho en la última orden de vedas, en la que se reduce el cupo de capturas a cuatro por cazador y día, a la espera del estudio de información científica y cinegética.

Por ello, el presidente de la Federación Balear de Caza, Pedro Bestard, afirma que “es una buena decisión del Consell de Mallorca y de su dirección Insular de Caza, que compartimos y aplaudimos”. Asimismo, añade, “ahora lo que hace falta es que el Govern haga la parte de su trabajo. El conseller de Medi Ambient, Agricultura i Pesca, Vicenç Vidal, debe tomar nota de este plan de acción y actuar en la mejora de los hábitats de reproducción y de las zonas de descanso e hibernación, siempre teniendo en cuenta que el mundo rural, los payeses, son fundamentales para esto”.

Existe muy poco conocimiento científico sobre la situación de la tórtola, y lo que sí se ha comprobado de manera fehaciente es que el desarrollo de una correcta gestión cinegética mejora la evolución de las poblaciones de tórtola. En este sentido, el principal problema de esta especie está en la gestión de sus ecosistemas de cría y anidamiento, con un impacto muy superior al de la actividad cinegética.