Ayer un avión tuvo que volver a Palma tras despegar por una liebre que se había metido en su motor.

Desde la Federación se ha pedido en reiteradas ocasiones al Ajuntament de Palma que se acoja al Plan Marco de Ordenación de los Terrenos Cinegéticos de Aprovechamiento Común para permitir que se pueda cazar en los terrenos libres.

 

La Federación Balear de Caza reitera al Ajuntament de Palma su solicitud para que permita la caza en los terrenos libres, y especialmente en los adyacentes al Aeropuerto de Palma.

Hace unas semanas la Federación remitió un comunicado de prensa advirtiendo del riesgo por la sobrepoblación de la paloma torcaz, y ayer un avión tuvo que regresar a Palma tras haber despegado desde Son Sant Joan por los problemas causados por una liebre que se había metido en uno de sus motores.

Pedro Bestard, presidente de la Federación, señala que

“en esta ocasión ha sido una liebre, pero si no se toman medidas en el futuro puede pasar con una paloma, un faisán… Por ello reiteramos al Ajuntament de Palma que se acoja al Plan Marco de Ordenación de los Terrenos Cinegéticos de Aprovechamiento Común y permita cazar en los terrenos libres de Palma, y prioritariamente en los adyacentes al Aeropuerto de Palma para evitar este problema”.

 

 

El presidente de la Federación, Pedro Bestard, recuerda que

“tanto el actual alcalde de Palma, Antoni Noguera, como el anterior, José Hila, se niegan a acogerse al Plan Marco que permitiría cazar en terrenos libres con las restricciones indicadas, y serviría para regular la población. Son decisiones que se toman por posicionamientos meramente ideológicos, sin tener en cuenta las consecuencias que puede tener, como lo que pasó ayer en el Aeropuerto”.

 

 

Bestard aconseja por ello al alcalde “tomar decisiones ahora para evitar problemas mayores en un futuro, en vez de tomar decisiones después, una vez ya haya sucedido algún accidente serio”.