Las concentraciones han sido organizadas en todo el territorio nacional por la Real Federación Española de Caza, y en las Illes Balears tendrán lugar en Palma (Plaza de España), Es Mercadal (Menorca) y Sant Josep (Ibiza), y se desarrollarán bajo el lema “Sí a la caza, nuestra forma de vida”.

 

Miles de cazadores se movilizarán de forma simultánea este domingo, 15 de abril, en 40 capitales de provincia de toda España para celebrar concentraciones convocadas por la Real Federación Española de Caza y las federaciones autonómicas para defender la caza como modo de vida y para exigir que se ponga fin a la escalada de insultos, agresiones y ataques que sufre el colectivo por parte de animalistas y ecologistas con la connivencia de las administraciones públicas. En las Illes Balears las concentraciones tendrán lugar a las 12 horas en Palma (Plaza de España), en el recinto ferial de Es Mercadal (Menorca) y en la Finca Es Coll des Jundal de Sant Josep (Ibiza), todas bajo el lema “Sí a la caza, nuestra forma de vida”.

El presidente de la Federación Balear de Caza, Pedro Bestard, explica que “no sólo es la caza, somos todos los afectados del mundo rural, unidos, los que saldremos a la calle a exigir respeto a nuestras aficiones, a nuestras tradiciones, a nuestros valores… En definitiva, a nuestra forma de vida”.

Bestard señala que “vamos a exigir respeto a la caza y a los cazadores, y a demostrar que somos un colectivo unido y activo que defiende una actividad que protege la conservación, estimula el desarrollo rural y genera riqueza”. Asimismo, indica que en la concentración se demandará a las administraciones públicas “más sensibilidad y cercanía con los problemas y necesidades de la caza” y se reivindicará “ante la sociedad nuestro derecho a practicar una caza ética y sostenible”.

Finalmente, Pedro Bestard afirma que “es el momento de que quienes amamos nuestra forma de vida, la que heredamos de nuestros mayores, demos un paso al frente para defenderla. Porque si no lo hacemos ahora de forma unida y contundente, es probable que en el futuro no nos quede más que lamentarnos por no haberlo hecho. La Caza está en peligro y no podemos permitir que nuestro silencio e inactividad sean cómplices de quienes por cuestiones ideológicas nos atacan día tras día”.