Proponemos la retirada inmediata del proyecto sometido a información pública y la redacción de uno nuevo que, efectivamente, se limite a transponer la Directiva 2017/853, sobre el control de la adquisición y tenencia de armas, sin exceder de su propio contenido literal

También se han presentado las alegaciones de las sociedades de cazadores

La Federación Balear de Caza ha presentado alegaciones al borrador del Reglamento de Armas presentado por el Gobierno de España. Concretamente, se propone la retirada inmediata del proyecto sometido a información pública y la redacción de uno nuevo que, efectivamente, se limite a transponer la Directiva 2017/853, sobre el control de la adquisición y tenencia de armas, sin exceder de su propio contenido literal. Además, en las alegaciones se anuncia que, de aprobarse el nuevo Reglamento de Armas con las modificaciones que el Gobierno propone, la Federación Balear de Caza impugnará ante los tribunales de justicia el Real Decreto que apruebe dicho Reglamento. También se han presentado las alegaciones de las sociedades de cazadores.

En la misma línea se ha expresado el presidente de la RFEC, quien ha resaltado “la buena relación” existente entre la Intervención Central de Armas y Explosivos de la Guardia Civil (ICAE) y el sector armero, cinegético y del tiro deportivo durante estos dos últimos años, en el que se llegó a un acuerdo sobre el texto. López Maraver ha manifestado que desde estos colectivos entienden que la Guardia Civil está supeditada a las directrices del Gobierno, “que es quien nos ha traicionado” con un borrador del Reglamento de Armas “que atenta gravemente contra los derechos y libertades individuales de más de dos millones de usuarios de armas deportivas”.

En la misma línea se ha expresado la Asociación Armera, recordando que la Directiva Armas fue modificada en la Unión Europea para salvaguardar algunos aspectos sobre seguridad que se consideraban deficientemente regulados. “Pero al transponerla a la legislación nacional, a través del Reglamento de Armas, el Gobierno ha decidido unilateralmente saltarse todo lo pactado”, ha señalado su gerente, Marta Gómez, añadiendo que se han establecido nuevas restricciones que, de ponerse en práctica, “supondrán un grave perjuicio para los ciudadanos, provocarán la desaparición de las modalidades deportivas asociadas y el cierre de numerosas empresas“.

El texto establece “nuevas y desproporcionadas limitaciones a productos inocuos para la seguridad ciudadana como las carabinas de aire comprimido, las armas de air soft y paint ball, los arcos, fusiles de pesca submarina o armas blancas”, han dicho los afectados, comentando que estas medidas “carecen de justificación alguna y más parecen diseñadas para cercenar de raíz el deporte de la caza y el tiro deportivo en el que muchos se inician a través del tiro con carabina de aire comprimido.”

Miguel Francés, de la RFEDETO, ha reflejado en su intervención que el borrador “se ha cambiado de criterio político sin consensuar con los implicados, en resolución individual, radical y autoritaria”, haciendo hincapié en que es necesario “reabrir la negociación” dado que la vía exclusiva de las alegaciones “no es la forma de volver al entendimiento preexistente”, y al igual que el resto de entidades presentes, ha solicitado al Gobierno que valore “nuestros argumentos y actúe con justicia y equidad, devolviendo a este más de dos millones de deportistas los derechos que los equiparan con otros deportes en nuestro país”.

“Los cazadores somos plenamente conscientes de la importancia de la seguridad ciudadana –ha argumentado por su parte López Maraver–. Pero recordemos que el porcentaje de armas de caza implicadas en delitos en mínimo, y aún menor en casos de terrorismo”.

“Vamos exigir al Ministerio de Interior y a la Dirección General de la Guardia Civil que el texto sea una mera transposición de la Directiva Europea 2017/853, tal y como se nos prometió públicamente”, ha detallado Pedro Morrás, indicando que cualquier añadido “sea negociado con el sector en otro proyecto de Reglamento de Armas diferente”.

En cuanto a las acciones concretas, las cuatro entidades han hecho referencia al “enorme éxito” que está suponiendo la presentación “masiva” de alegaciones contra este borrador por parte de armeros, cazadores y tiradores deportivos, un texto que, han vuelto a evidenciar, endurece “injustificadamente el régimen de tenencia y custodia de todo tipo de armas, incluidos juguetes que disparan bolas de plástico, e impone duras sanciones en caso de pérdida o sustracción sin haberse producido incumplimiento alguno”.

“Interior no  ha hecho un estudio serio del impacto social y económico que esta norma va a provocar y su implantación es algo simplemente imposible de llevar a cabo”, han insistido los representantes de los colectivos afectados, avanzando que ya se están realizando reuniones con los grupos políticos para conocer si apoyan su postura.

“Lo que realmente nos preocupa es la deslealtad del Ministerio, y por tanto del Gobierno, con nuestros colectivos, cuando ya se tenía acordado con la ICAE un Reglamento de Armas beneficioso para todas las partes”, ha recalcado Ángel López Maraver.