Las aseguradoras pueden rechazar la cobertura de un siniestro cuando este se debe a la culpa o negligencia del perjudicado. También cuando es consecuencia de fuerza mayor. La culpa exclusiva de la víctima es siempre motivo de exoneración de la responsabilidad.
Además, en el caso de que la aseguradora tuviera que indemnizar al perjudicado esta podrá repetir contra el asegurado para reclamarle la cantidad que ha desembolsado, por las siguientes causas:

 

  • Carecer de licencia de caza o permiso de armas
  • Utilizar armas y munición prohibida
  • Época de veda
  • Bajo la influencia de bebidas alcohólicas, drogas tóxicas o estupefacientes
  • Ocasionados por hacer uso temerario de armas de caza en zonas de seguridad
  • No auxiliar a la víctima de un accidente
  • Conducta dolosa

 

Caza seguro, caza con Mutuasport.