La Federación Balear de Caza se suma a la exigencia de la Real Federación Española de Caza (RFEC) y de la Fundación Artemisan para exigir una respuesta firme del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) ante la propuesta del Comité NADEG de la Comisión Europea (CE) para prohibir la caza de la perdiz roja y otras especies cinegéticas, que han sido incluidas dentro del listado de aves que se encuentran en un estado inseguro.

La perdiz roja es una especie sedentaria y autóctona, y por lo tanto la competencia de su gestión corresponde al Gobierno de España y no de la Comisión Europea. Además, se ha denunciado que el documento de conclusiones presentado por el Comité NADEG de la Comisión Europea se centra exclusivamente en limitar la caza y no en implementar mejoras de hábitat, a pesar de ser ésta la principal causa de declive de las aves ligadas a medios agrarios.

En opinión de Pedro Bestard, presidente de la Federación Balear de Caza, “se están tomando medidas que tienen como prioridad prohibir la caza por cuestiones ideológicas, sin atender a criterios técnicos. Y esta es una derivada peligrosa, que de continuar tendrá consecuencias muy negativas tanto para las especies como para sus hábitats”. Por ello, concluye, “tanto desde la Federación Balear como desde la española y el resto de federaciones autonómicas vamos a hacer todo lo posible porque se impongan criterios técnicos cuando se hable y decida del sector cinegético”.   

Tórtola
Asimismo, la Federación Balear de Caza apuesta también por desarrollar desde el sector una hoja de ruta para abordar la caza adaptativa de la tórtola, propuesta que podría ser extensible también a otras especies “vulnerables” en un futuro no muy lejano. Hay que recordar que el Consell de Caza de Mallorca establece que se no se podrán cazar tórtolas europeas durante la temporada 2021-22.